Ahora Leyendo
¿Qué es mejor? Un festival de música o una presentación pequeña

¿Qué es mejor? Un festival de música o una presentación pequeña

¿Qué es mejor? Un festival de música o una presentación pequeña

Estamos viviendo la época de los grandes festivales. Los más exitosos Dj´s están visitando nuestra ciudad para participar en festivales de nombre internacional.

Pero… ¿Qué es mejor? Vivir toda la experiencia de un festival de la talla de EDC o Electric Zoo, o ¿disfrutar a tu Dj favorito en una tocada mucho más íntima?

A continuación los Pros y los contras de cada uno de estos conceptos:

Por un lado, todos queremos vivir la locura de asistir a un festival de esta magnitud… y si ahora no tenemos que viajar para hacerlo es mucho más fácil.

Lo bueno de los festivales es que traen una producción impresionante porque tienen que estar a la altura de los estándares que tienen en el extranjero. En cuanto a iluminación, escenarios y audio, los festivales no cambian entre una locación y otra.

Por otro lado, todos tenemos más de un Dj favorito, así que si los traen a todos juntos…¡Qué mejor! porque sólo tendremos que pagar un boleto para disfrutarlos a todos… y además es una excelente oportunidad para conocer a otros talentos… tal vez de otro género, que nos llegue a enganchar… y que de no haber asistido y darnos la oportunidad de escuchar, tal vez nunca lo hubiéramos conocido.

Otro pro es que la gente se deshinibe por completo. Hay disfraces, pezoneras, pelucas, pintura… ¡en fin! Es como si olvidáramos por unos días nuestra vida real y viviéramos la de alguien más.

Tener varios escenarios es en definitiva un pro… porque así podemos viajar de un género a otro dependiendo del humor en el que estemos.. y no todo es mainstream… ¡hay para todos los gustos!

Lo malo: caminas como si no hubiera mañana, literal ¡como si estuvieras entrenando para un maratón! ya para cuando llegas al mainstage las “patitas” te arden….

Si no está bien organizado puede ser una verdadera pesadilla la estacionada, o el transporte público, la fila al entrar… todos esos pequeños detalles.

Otro contra es lo caro que es todo adentro. Es decir, obviamente vas a estar ahí todo el santo día… entonces te da hambre, te da sed, y además hay que considerar que hay que comprar algunos “chupirules”… entonces… hay que llegar con todo el cochinito de ahorros para poder sobrevivir dentro de un festival…. eso o de plano meter ilegalmente tu torta y tus chelas….

Si es un festival como el EDC, hay juegos mecánicos… juegos a los que obviamente queremos subirnos… pero…¡¡¡¡ la fila es enorme!!!! literal hay que estar ahí fácil unas dos horas para poder disfrutar de toda la experiencia.

Obviamente tengo que hablar de los baños… los famosos SaniRent…. literal ¡qué asco! llevan ahí dos días.. evidentemente ya tienen premio y ¡¡¡¡los olores son una cosa!!!! Neta, es como para rogarle a Dios ¡que no tengas que hacer del baño en dos días!

 

Vámonos con las tocadas pequeñas… y pequeñas me refiero a no más de mil personas, no una en la Arena Ciudad de México… más bien en un antro o un recinto más pequeño.

Lo bueno: puedes tener un poco más de “intimidad” con tu artista favorito… ¡y por intimidad no me refiero a que te escapes al backstage y lo intentes secuestrar! Me refiero a que puedes estar más cerquita del escenario y prácticamente sentir su sudor…

Evidentemente, otro pro es que  al contrario de los festivales… ni es tanto rollo llegar al lugar o estacionarte, ni tienes que hacer filas interminables, ni caminar 4 kilómetros para llegar.

Algo bueno podría ser que vas a escuchar exactamente a quien quieres escuchar… a ningún otro artista que ni si quiera te interesa…

Ver También
Icona Pop y Hayden James

Generalmente hay mesas… así que si le ahorraste bien, puedes darte el lujo de estar en una mesa con tus cuates y sentarte si te cansas!

Los baños son normales! si, también suelen estar bien puercos… pero por lo menos esperamos que tengan agua y luz.. ¡no como un SaniRent!

Los contras… Muchas veces la producción no es de lo mejor.. es bastante equis de hecho. El audio esta mal e incontables veces ¡hasta se les va el audio!

Evidentemente, no vivimos la locura de un festival… pero la locura padre, esa que te da euforia y que te permite destramparte y disfrazarte… generalmente estas tocadas son mas “controladas”.

Algo malo es que muchas veces, el precio de un boleto para algo así es muy parecido al de un festival.. es decir.. son precios elevados… y si hay 450 fiestas en el año… habrá que escoger perfectamente bien a cuál vamos a asistir.

 

Estas son las diferencias entre uno y otro…. ¿Se me fue alguna?

¿Ustedes que agregarían si tuvieran que explicarle a alguien que jamás ha ido a ninguno de los dos eventos?


© 2021 Majo Montemayor. Todos los Derechos Reservados.